التصنيفات
blog

Revisado por Elizabeth Klodas, MD, FACC el 17 de marzo de 2009

Revisado por Elizabeth Klodas, MD, FACC el 17 de marzo de 2009

Ella recomienda elegir sus tres principales preocupaciones de salud y escribir exactamente lo que quiere que su médico sepa sobre ellas. Traiga esos registros que ha estado guardando. Y sea honesto con su médico acerca de lo que le preocupa: por ejemplo, si tiene dolores de cabeza persistentes que teme que sean signos de un tumor cerebral, no descarte sus preocupaciones como demasiado tontas para contarlas. Hacer preguntas. Si le recetan un tratamiento, pregunte si es el adecuado para usted y si se estudió en personas como usted. No hay preguntas tontas. Asegúrese de entender lo que le está diciendo su profesional de la salud. Prueba a decírselo. Pregunte de nuevo si no está claro. Sea persistente. Busque una segunda opinión, y una tercera, y una cuarta. Pruebe diferentes tipos de médicos en diferentes especialidades. Asegúrese de que sepan qué pruebas y evaluaciones ya se ha realizado. “Los médicos pueden descartarlo a usted y sus síntomas. Siga buscando uno que no lo haga”, dice Seppi. Usa tu poder. “Las mujeres a menudo sienten que los médicos son los que tienen el poder en el sistema de atención médica, pero tú tienes el poder de buscar un nuevo proveedor”, dice Jenkins. “Si no siente que su médico lo está tratando como un socio en su atención, vaya y busque un nuevo médico. Noticias de salud de WebMD Revisado por Arefa Cassoobhoy, MD, MPH el 8 de junio de 2018

Fuentes

Katy Seppi, Atlanta. Genevieve Murphy, Nueva Jersey. Jeffrey Arrington, MD, cirujano ginecológico, Center for Endometriosis Care, Atlanta; miembro del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos. Elsa-Grace Giardina, MD, profesora de medicina y fundadora del Centro para la Salud de la Mujer, Centro Médico de la Universidad de Columbia, Ciudad de Nueva York. Nancy Lee, MD, miembro de la junta directiva de National Black Women’s Health Imperative. European Heart Journal: Atención cardiovascular aguda. agosto de 2016. Diagnóstico. junio de 2014. Neurología. octubre de 2016. Fronteras en Neuroendocrinología. agosto de 2014. Asociación Estadounidense de Enfermedades Relacionadas con Autoinmunidad: “Mujeres y autoinmunidad” Medicina Académica de Urgencias. mayo de 2008. Revista de Derecho, Medicina & Ética. 2001. Circulación. febrero de 2018. Salud de la mujer BMC. octubre de 2015. CDC: Sistema de Vigilancia de Mortalidad durante el Embarazo. Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York: “Morbilidad materna grave en la ciudad de Nueva York, 2008–2012”. Radio Pública Nacional, Fundación Robert Wood Johnson y Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard: “Discriminación en Estados Unidos: experiencias y puntos de vista de los afroamericanos”.

¿Quieres disfrutar de un diciembre sabroso y pleno, sin todos los arrepentimientos de enero? Aquí hay 25 consejos que lo mantendrán encaminado en esta temporada navideña.

comer temprano No te saltes el desayuno, dice Amy Jamieson-Petonic, dietista registrada. “No dejes que la gran comida de anoche te impida tener un desayuno saludable hoy y todos los días”, dice ella. Si no te comprometes a desayunar, puedes pasar el resto del día comiendo en exceso. Pacer. Coma comidas pequeñas a lo largo del día. Le ayuda a mantener estables sus niveles de azúcar en la sangre y de energía. Será menos probable que te sientas malhumorado o estresado, y será menos probable que comas en exceso en las fiestas. Además, si no llegas a la fiesta con el estómago vacío, el alcohol no te pegará tanto. Elaborar. El ejercicio mantiene su metabolismo en marcha, lo ayuda a digerir y quemar calorías y puede estabilizar su estado de ánimo. Haz un intercambio. “Por cada bebida alcohólica que beba durante las vacaciones, dígase a sí mismo que necesita estar físicamente activo durante 30 minutos para quemarla”, dice Jamieson-Petonic, quien también es fisióloga del ejercicio. Mantente hidratado. Elige agua o bebidas bajas en calorías. Un consejo útil: “Veinte onzas de agua 20 minutos antes de cada comida lo mantienen hidratado mientras reduce los antojos y las calorías cuando come”, dice Jamieson-Petonic. Empaca bocadillos. ¿Vas al aeropuerto? Asegúrese de llevar bocadillos saludables, como una mezcla de frutos secos, galletas integrales o un sándwich de mantequilla de maní y mermelada. Haz un mapa. ¿Viaje por carretera? Planifique con anticipación, para que pueda detenerse donde haya alimentos saludables disponibles. Deshazte de los pantalones cómodos. La ropa holgada facilita comer en exceso, dice Jamieson-Petonic. Use prendas ajustadas que le permitan saber que se está excediendo. Aligera tu bebida. Un spritzer de vino es una forma festiva de mantener bajas las calorías y el contenido de alcohol. O considere una cerveza ligera o una bebida mezclada con medio trago; asegúrese de que la batidora sea baja en calorías o sin calorías. Simplemente beba. Haz que esa bebida dure toda la noche tomando pequeños sorbos. Reducirás las calorías y también mantendrás la mente despejada toda la noche. Vidriera de tienda. tiempo de buffet? Pruebe la comida antes de comer. Piense en lo que que es keton aktiv se ofrece y elija solo las cosas que realmente desea. Vete a comer. Golpea las verduras crujientes. Duro. Te llenarán, haciéndote menos propenso a comer en exceso. Ve delgado. Elija proteínas magras: pavo (sin piel), pescado (omita la salsa grasosa) y cerdo. Pueden llenarte y darte mucha energía. Abraza la temporada. Disfrute de la comida festiva que no puede obtener en ninguna otra época del año, como relleno y pastel de calabaza. Coma esos alimentos especiales en pequeñas cantidades, pero evite las cosas que puede obtener durante todo el año, como el puré de papas. Ríndete. Si una pequeña porción de pastel no es suficiente, entonces come una porción completa, solo por esta vez. Pero considere dejar la corteza, que está llena de grasas saturadas y calorías. Piensa pequeno. Siempre use un plato pequeño si hay una opción. Eso te ayuda a mantener las porciones modestas. No llenes tu plato. Juega ese juego que solías jugar cuando eras niño: no dejes que tus alimentos se toquen. Hazlo tu mismo. Traiga su propio plato increíble y bajo en calorías. Haz de tu aporte algo súper saludable y sumamente sabroso que te encante. Si todas las demás ofertas son demasiado ricas o grasosas, puede confiar en su propia cocina. Hazte a un lado. Cuando se haya saciado en la mesa del buffet, aléjese. Cuanto más lejos estés de la comida, menos intentarás volver a ella. Si tiene que estar de pie en la misma habitación con la comida, manténgase de espaldas. Toma un bocado. Come todos los postres que quieras, pero solo un bocado de cada uno. Eso, dice Jamieson-Petonic, es una forma de no sentirse estafado, pero tampoco de exagerar. Elige fruta. Contribuye a la fiesta trayendo una gran ensalada de frutas. Los azúcares de las frutas pueden suprimir tu deseo por otros dulces. Ponte hablador. Busque oportunidades para ponerse al día con amigos y familiares que no ha visto en mucho tiempo, dice Jamieson-Petonic. Concéntrate en la conversación y comerás menos. Saborea tu comida. Tomarse el tiempo para apreciar cada bocado puede ayudarlo a comer menos, dice Jamieson-Petonic. Hacer inventario. Cuando lleguen los antojos de comida navideña, deténgase y pregúntese: “¿Tengo realmente hambre?” Solo unos segundos pueden revelar que realmente estás cansado o triste, o que sientes algo más que no es hambre. Una pequeña charla contigo mismo puede ahorrarte algunas calorías no deseadas. Respira y diviértete. Recuerde que las vacaciones son para pasar tiempo con familiares y amigos. Respira hondo, sonríe y conéctate.

Característica de WebMD Revisado por Arefa Cassoobhoy, MD, MPH el 9 de diciembre de 2013

Fuentes

FUENTE:

Amy Jamieson-Petonic, RD, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética; presidente, Nutrition Today con Amy J.

17 de marzo de 2009 — ¿Qué es exactamente es ¿ejercicio moderado? Un nuevo estudio sugiere que la tan promocionada caminata de intensidad moderada debería traducirse en unos 100 pasos por minuto, o 3000 pasos en 30 minutos.

Las recomendaciones federales de ejercicio exigen que los estadounidenses realicen al menos 150 minutos por semana de ejercicio moderado para una salud óptima. Y algunos estudios han sugerido que el ejercicio de intensidad moderada, como caminar, puede ser tan beneficioso como el ejercicio más vigoroso.

“Esto presenta un desafío porque los beneficios para la salud dependen de la intensidad de la actividad, pero hay pocas herramientas de monitoreo válidas y confiables disponibles para el público que sean asequibles y fáciles de usar”, escriben los investigadores en el Revista americana de medicina preventiva.

En su estudio, los investigadores buscaron traducir las recomendaciones de ejercicio moderado en objetivos fácilmente alcanzables que pudieran medirse con un podómetro común.

Medición del ejercicio moderado

Aunque los podómetros se usan ampliamente para medir la actividad física contando la cantidad de pasos que da una persona, no pueden medir la intensidad del ejercicio.

En el laboratorio, la intensidad del ejercicio se determina comúnmente midiendo la cantidad de oxígeno absorbida por el cuerpo durante el ejercicio, lo que se conoce como consumo de oxígeno.

Para ver cuántos pasos por minuto se necesitaban para lograr un ejercicio de intensidad moderada, los investigadores monitorearon el consumo de oxígeno en 58 mujeres y 39 hombres mientras completaban cuatro sesiones diferentes de 6 minutos en la caminadora a velocidades que oscilaban entre 2.4 y 4.1 millas por hora. Todos los participantes también usaron podómetros durante las sesiones de ejercicio.

Los resultados mostraron que para los hombres el número de pasos por minuto para alcanzar el ejercicio de intensidad moderada estaba entre 92 y 102. Para las mujeres, el rango estaba entre 91 y 115 pasos por minuto.

"Creemos que estos datos respaldan una recomendación general de caminar a más de 100 pasos por minuto en terreno nivelado para cumplir con el mínimo de la pauta de intensidad moderada”, dijo el investigador Simon J. Marshall, PhD, de la Escuela de Ciencias del Ejercicio y la Nutrición en Universidad Estatal de San Diego, dice en un comunicado de prensa.

“Debido a que se pueden lograr beneficios para la salud con sesiones de ejercicio que duren al menos 10 minutos, un punto de partida útil es tratar de acumular 1000 pasos en 10 minutos, antes de llegar a 3000 pasos en 30 minutos”, dice. “Las personas pueden monitorear su progreso usando un podómetro simple y un reloj de pulsera”.

Noticias de salud de WebMD Revisado por Elizabeth Klodas, MD, FACC el 17 de marzo de 2009

Fuentes

FUENTES:

marshall, s. Revista americana de medicina preventiva, mayo de 2009; volumen36.

Comunicado de prensa, Universidad Estatal de San Diego.

© 2009 WebMD, LLC. Reservados todos los derechos.

P: ¡Parece que no puedo dejar de comer! Sigo subiendo de peso. ¿Que puedo hacer?

R: Mucha gente puede igualarte boca a boca. Pruebe estos consejos:

Comer lentamente. Este no es un concepto nuevo; recuerde todos esos consejos familiares sobre dietas, como "beber agua entre bocado y bocado" y "masticar bien antes de tragar?" Todo eso tiene como objetivo ralentizarte cuando comes. La investigación realizada por Mark Gold, MD, de la Universidad de Florida en Gainesville, muestra que las señales de satisfacción alimentaria tardan 12 minutos o más en llegar al cerebro de una persona delgada, pero 20 minutos o más para una persona obesa.

Sé consciente. "Esté más atento a toda la experiencia de comer; no comas cuando estés manejando o frente a la computadora," dice Linda Bacon, PhD, profesora de nutrición en el City College de San Francisco. Cree un ambiente relajante, apague las distracciones, siéntese en una mesa y preste atención y disfrute cada bocado de comida.

presentarlo bien. Use un plato más pequeño y preste atención a la apariencia de la comida. Ambos hacen que comer sea una experiencia más placentera y satisfactoria.

Merienda inteligente. Asegúrese de comer alimentos nutritivos entre comidas para mantener a raya los antojos y ayudarlo a seguir un plan de alimentación saludable.

Kathleen Zelman, MPH, RD/LD, experta en nutrición de WebMD

Revista WebMD – Artículo Revisado por Michael W. Smith, MD el 1 de marzo de 2008

El complejo B consta de ocho vitaminas solubles en agua que desempeñan funciones esenciales y estrechamente relacionadas en la función celular del cuerpo. La única otra vitamina soluble en agua es la vitamina C; todos los demás son liposolubles. 

Las vitaminas que componen el complejo B son la tiamina (vitamina B1), la riboflavina (vitamina B2), la niacina (vitamina B3), el ácido pantoténico (vitamina B5), la piridoxina (vitamina B6), la biotina, el ácido fólico y las cobalaminas (vitamina B12). ).

La mayoría de las vitaminas B se encuentran en una amplia gama de alimentos porque son muy importantes para la función celular. Algunos, como la vitamina B12, se encuentran principalmente en la carne y otras fuentes de alimentos de origen animal.

Beneficios de la salud

Las vitaminas B ayudan a las enzimas de nuestro cuerpo a hacer su trabajo y son importantes para una amplia gama de funciones celulares, como descomponer los carbohidratos y transportar nutrientes por todo el cuerpo. 

Además, el complejo B puede proporcionar beneficios para la salud como:

Función cerebral saludable

Las vitaminas B juegan un papel interrelacionado para mantener nuestro cerebro funcionando correctamente. Las cantidades adecuadas de vitaminas B en el cuerpo son esenciales para un funcionamiento fisiológico y neurológico óptimo.

Algunos datos muestran que la vitamina B6 en particular puede desempeñar un papel en la prevención del trastorno neurológico de la enfermedad de Parkinson.

Cáncer Prevención

Las vitaminas B pueden desempeñar un papel en la prevención de la aparición de varios tipos de cáncer. Algunas investigaciones muestran que tener la cantidad correcta de vitaminas B en su cuerpo puede ayudarlo a resistir el desarrollo del crecimiento canceroso. 

La vitamina B se ha asociado con un menor riesgo de melanoma de cáncer de piel en particular.

Estrés y Fatiga cronica

Si está buscando formas de combatir el estrés, la suplementación con complejo de vitamina B puede ayudar. La investigación muestra que las vitaminas B pueden beneficiar significativamente el estado de ánimo y reducir la respuesta fisiológica al estrés.

Para las personas con Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), el complejo de vitamina B puede ayudar a reducir la gravedad de los síntomas como parte de un enfoque nutricional del tratamiento.

Riesgos de salud

Aunque el complejo B ofrece muchos beneficios para la salud y es esencial para el funcionamiento general del cuerpo, la suplementación con vitaminas B conlleva algunos riesgos, especialmente en dosis altas. 

Continuado

Debido a que las vitaminas B son solubles en agua, es difícil tener una sobredosis porque su cuerpo eliminará el exceso. Sin embargo, es posible experimentar efectos negativos por el exceso de vitaminas. 

Cáncer de pulmón

Aunque se ha demostrado que el complejo B ayuda a prevenir muchos tipos de cáncer, existe evidencia que muestra que puede aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón en hombres que fuman. Los investigadores creen que las vitaminas B pueden ayudar a que los tumores pequeños y no detectados previamente crezcan más rápido.

Neuropatía periférica

El complejo B contiene vitamina B6, y una sobredosis de esta vitamina (200 mg o más por día) puede causar pérdida de sensibilidad en brazos y piernas. Esto suele ser temporal y desaparecerá una vez que deje de tomar la vitamina, pero en algunos casos el efecto puede ser permanente.

Daño hepático

El complejo B también contiene niacina (vitamina B3). En dosis altas, la niacina puede causar enrojecimiento de la piel. Si toma dosis altas durante un período prolongado, la niacina puede dañar el hígado.

Cantidades y dosis

La cantidad diaria recomendada (RDA) de vitaminas del complejo B varía según la edad, el género y la condición. Consulte las formulaciones de los suplementos con su médico para asegurarse de que las dosis que contienen sean adecuadas para usted. 

También puede encontrar vitaminas del complejo B en una variedad de fuentes de alimentos, incluidos los cereales, la carne, las aves, los huevos, el pescado, la leche, las legumbres y las verduras frescas.

Referencia médica de WebMD Revisado por Dan Brennan, MD el 19 de septiembre de 2020

Fuentes

Fuentes:

Avances en medicina clínica y experimental: “Vitaminas del grupo B: ¿quimioprevención?”

biomedicina & Farmacoterapia: “Síndrome de Fatiga Crónica (SFC): Sugerencias para un Tratamiento Nutricional en el Abordaje Terapéutico”.

Universidad Estatal de Colorado: “Vitaminas solubles en agua: complejo B y vitamina C”.

Facultad de Medicina de Harvard: “Las vitaminas B pueden aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en hombres que fuman”.

Escuela de Salud Pública de Harvard: “Vitaminas B”.